Universidad de los Andes

​Fundada en 1989 con la misión de formar profesionales de las áreas de la salud, ingeniería, administración y humanidades.

El Opus Dei en Chile
Opus Dei - Universidad de los Andes La Universidad de los Andes, cumple 25 años de trayectoria fiel a su vocación original.


Uno de los afanes de san Josemaría era  que surgieran universidades, promovidas  por la iniciativa social, en las que la educación de la juventud, la docencia, la investigación y la irradiación cultural alcanzaran altos niveles de calidad y respondieran a una inspiración cristiana: serían para muchos lugar para santificar  su trabajo profesional, hacer presente a Jesucristo, y contribuir a la elevación espiritual, cultural, social y económica de los pueblos. Es así como siguiendo este anhelo Monseñor Álvaro del Portillo animó a replicar este sueño en Chile acudiendo a la intercesión del Fundador. 

Actualmente la Universidad cuenta con 23 carreras de pregrado, 8 programas de Bachillerato y 4 programas de Doctorado.

A través de la educación superior, la Universidad pretende transmitir a sus alumnos el valor sagrado de la vida humana, de la verdad que hace libre al hombre y un gran amor al trabajo, realizado con competencia profesional y sentido de solidaridad. Se estimula el afán de servir a la sociedad y fomentar un diálogo abierto y respetuoso con todas las personas. El ideario de la Universidad de los Andes está inspirado en el espíritu del Opus Dei.

Esta locura, como recuerda Alejandro Romero decano de Derecho, Facultad primogénita, se debe a que: “Los primeros decanos sacaron esto adelante desde abajo. Es gente que dejó sus carreras en otras universidades y optó por comprometerse con  este proyecto, que partió en una casona en
calle Bustamante. Muchos pensaron que era una locura. Con la ayuda de Dios, los años nos han dado la razón. Estamos muy contentos porque hemos podido contribuir a la sociedad”. 

Esta vocación original, se cimienta en ocho valores: búsqueda y compromiso con la verdad, armonía de fe y razón, aprecio por la dignidad humana, libertad y responsabilidad personal, espíritu de servicio, empeño por el trabajo bien hecho, unidad y vocación de permanencia. Son estos valores los que han permitido que sólo en un cuarto de siglo se haya pasado de ocupar el primer piso de una casona a establecerse en un campus de 52 hectáreas con nueve edificios construidos; de tener 38 alumnos en la carrera de Derecho a 6.819 alumnos en 23 carreras de pregrado y 8 programas de Bachillerato; de 7 profesores a más de 1.800 docentes; de no tener oferta de postgrado a 4 programas de Doctorado. 

Para acceder a su web