Inicios en Chile

La Sociedad Sacerdotal en Chile

En este país

Los comienzos de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz en Chile se remontan en buena medida a los de todas las actividades apostólicas. El 5 de marzo de 1950 llegó al país don Adolfo Rodríguez, enviado por el Fundador, San Josemaría Escrivá de Balaguer, para iniciar la labor apostólica del Opus Dei.
Desde entonces fue tratando a algunos sacerdotes amigos como don Raúl Pérez Olmedo, tiempo después a don Sergio Correa, sacerdote diocesano de mucho prestigio, párroco y promotor de la Fundación Las Rosas que tiene numerosos hogares para personas mayores, con pocos recursos. 

Don Sergio Correa, fundador del Hogar las Rosas aparece en primer plano.

Don Sergio nos presentaría un sacerdote joven amigo que años más tarde se incorporaría a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz y desde hace unos ocho años es el obispo de Calama en el Norte Grande de nuestro extenso país, Mons. Guillermo Vera. (cfr. foto n. 1 detrás de d. Sergio Correa; detrás, a su izquierda, Mons. Patricio Infante, entonces arzobispo de Antofagasta). Por los años 1973 don Adolfo tomó un contacto más estrecho con don Alfredo Ruiz-Tagle, otro sacerdote muy emprendedor que creó la Fundación Mi Casa para recoger niños huérfanos, abandonados y carentes de todo recurso; dándoles acogida y formación en hogares que hubo en varias ciudades del país. En algunos de ellos se hacía catequesis con chiquillos universitarios. Don Alfredo pidió la admisión en 1978. 

Mons. Orozimbo Fuenzalida

Ya en los finales del 1950, siendo un sacerdote muy joven se tuvo contacto con Mons. Orozimbo Fuenzalida cuando era párroco en Pichilemu (costa en la zona central). Con los años llegaría también al episcopado, consolidó la diócesis de Los Ángeles y fundó la de San Bernardo. Hombre muy emprendedor, formó un seminario mayor a partir de unos planos que le firmara el Papa Juan Pablo II. Cariñoso, carismático y valiente que con lenguaje sencillo, campechano y directo ha dado grandes batallas por los valores del matrimonio, la familia, la vida. Falleció el año 2013.
Retiros para sacerdotes
Entre las actividades que se organizan para el clero están los retiros mensuales en Antullanca desde los años 1976; tienen tradición, resultan atractivos y hoy cuentan con una nutrida concurrencia. Los sacerdotes vienen de distintas diócesis, algunas no tan cercanas a Santiago: La Serena, San Felipe, Rancagua, Melipilla, San Bernardo, Talca, Valdivia. También todos los años se organiza algún retiro de varios días que se ofrece a las diócesis, generalmente en la casa de convivencias ubicada junto a la Escuela Agrícola Las Garzas. 


Mons. Enrique Pelach

En dos ocasiones pudimos contar con la presencia de Mons. Enrique Pelach quien fue uno de los primerísimos socios de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. Fueron dos convivencias en la sexta región donde concurrieron sacerdotes de varias diócesis. En animadas charlas los alentaba ayudándoles a soñar con las perspectivas de esta labor. Con encantadora sencillez habló de los comienzos en Yauyos y en Chiclayo (Perú); la puesta en marcha de su seminario en medio de carencias y dificultades notables y el flujo numeroso de vocaciones que contribuyó a enviar San Josemaría desde su partida al cielo en 1975.

Seminarios y conferencias

Con alguna periodicidad se organizan seminarios sobre temas doctrinales de actualidad, aprovechando la presencia de personas de relieve del país o extranjeros que visitan la Universidad de los Andes. Así, por ejemplo, se dieron unas conferencias sobre la encíclica Veritatis splendor, con Mons. Carlo Caffarra, en 1993; Fides et ratio, en 1998; Caritas in veritate, don Enrique Colom, en 2010, “Transmitir la fe en el mundo actual”, Joaquín García-Huidobro; “Origen y características de la modernidad”, Alejandro Navas; “El sacerdote confesor y director espiritual, ministro de la misericordia divina”, Mons. Fernando Ramos, en 2011; “Nuevas tendencias de la cristología hoy”, Antonio Amado; “Comunicar en el nuevo contexto cultural”, Alejandro Silva I., en 2012.
También han tenido ponencias de Derecho Canónico con profesores que han venido de la Universidad de Navarra o de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (cfr. foto n. 9: los obispos Javier Prado, de Rancagua; Eladio Vicuña, de Puerto Montt; Joaquín Matte, de la Vicaría Castrense; Adolfo Rodríguez, de Los Ángeles; y Luis Gleisner, de La Serena).

Tertulia con el Prelado del Opus Dei

Un hito muy importante en el desarrollo de esta labor lo constituyó la tertulia con Mons. Javier Echevarría, Obispo Prelado del Opus Dei, cuando visitó Chile en 1997. Tuvo lugar el lunes 25 de agosto en el Centro Cultural Alborada y asistieron varias docenas de sacerdotes y obispos de numerosas diócesis. En ambiente recogido y con gran fuerza se refirió a la abundante labor con sacerdotes y seminaristas que realizaba San Josemaría; la plena obediencia y cariño que se debe tener con los Obispos respectivos, el amor al estudio y dedicar tiempo a la atención del confesonario, la fraternidad sacerdotal y el celo por las vocaciones al sacerdocio, etc.
Los asistentes tuvieron un intenso diálogo con el Prelado, narrándole anécdotas o formulando preguntas. Uno contó que se había ordenado con sesenta años; otro quería saber cómo mantener el trato con personas jóvenes –las futuras vocaciones al Seminario–, a pesar de las múltiples actividades del día; un tercero le pidió que le explicara la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz 


Centro de Encuentros Sacerdotales


Desde hace unos años tenemos en Santiago una pequeña casa en la calle Hamlet –Centro de Encuentros Sacerdotales– donde se realizan los círculos de estudio, atención y acompañamiento espiritual y algunas de estas actividades. Anteriormente la sede estuvo en Obispo Donoso y luego en Santa Magdalena.
También hay círculos con sacerdotes en varias ciudades de nuestra loca geografía: Arica, Antofagasta, Calama, La Serena, San Felipe, Valparaíso, Melipilla, San Bernardo, Concepción, Temuco, Puerto Montt. En estas breves reuniones, en ambiente de familia, se repasan temas doctrinales y propios de la vida espiritual de los sacerdotes. Son una ocasión de compartir un rato de animada fraternidad y amistad sacerdotal. Varios de estos sacerdotes contribuyen a difundir la devoción a San Josemaría en sus respectivas parroquias o encargos pastorales. Por ejemplo, don Hernán Albornoz construyó, con mucho esfuerzo y eficiencia, en el extremo norte del país (Arica), la primera capilla dedicada al Fundador del Opus Dei que se levantó en Chile, al poco tiempo de su beatificación. Don Sergio puso el nombre de San Josemaría a un dispensario donde se entregan medicamentos a personas necesitadas. Otros van instalando imágenes y cuadros para darlo más a conocer y fomentar su devoción.
__________________________

Contactos:
Pbro. José Huneeus - Jhuneeus@uandes.cl - cel 7-548 1197, párroco de la Veracruz (José Victorino Lastarria 124, Santiago Centro, fono 2633 1584)
Pbro. Francisco Quingles - fjquingles@gmail.com - cel 6-157 8763, capellán del Centro Cultural Alameda (Dunkerque 9133, Las Condes)