Fundación Nocedal le canta al Papa

Hace unos meses recibieron una invitación del comité organizador de la visita del Papa Francisco a Chile para interpretar el himno oficial. La respuesta no tardó en llegar: un sí rotundo.

Del Papa
Opus Dei - Fundación Nocedal le canta al Papa La orquesta del colegio Nocedal es uno de los proyectos de orquestas juveniles e infantiles más antiguos y emblemáticos de la Región Metropolitana. Lo mismo sucede con el coro de los colegios Almendral y Puente Maipo

Estos establecimientos educacionales pertenecen a la Fundación Nocedal y se encuentran ubicados en la población “El Castillo” (los dos primeros) y “Bajos de Mena” (el último), de la Comuna de la Pintana y Puente Alto, respectivamente. Cada uno es un pulmón musical, que entrega vida y frescura en los sectores más estigmatizados de Santiago. Ese espíritu de bondad y calidez que se siente al escuchar las interpretaciones de aquellos estudiantes, ha trascendido por todo Chile.

Es así como hace unos meses recibieron una invitación del comité organizador de la visita del Papa Francisco a Chile para interpretar el himno oficial. La respuesta no tardó en llegar: un sí rotundo. Con ello comenzaba a escribirse otra estrofa más de la historia de la Fundación.

El director pidió silencio y solo se escuchaba la respiración de las personas, luego levantó sus brazos y con una simple mirada y un gesto sutil hizo que los niños comenzaran a tocar y cantar el himno de manera impecable

El director de la orquesta, Fernando Saavedra, cuenta que una vez recibida la noticia se dedicó a hacer los arreglos musicales. “Se tuvo que hacer una versión orquestada”, señaló. Para lograr los objetivos y plazos propuestos, tuvo que escuchar una y otra vez la versión original. Todo se hizo en tiempo récord. “Me demoré unas 20 horas”, cuenta.

Una vez terminada la composición musical comenzaron los ensayos. En una primera etapa, tanto el coro como la orquesta lo hicieron de manera separada. Se tomaron cerca de dos semanas. Luego, durante cinco días, se unieron para ensayar la versión definitiva. “Tomando en cuenta que los niños no son profesionales hubo que hacer algunas correcciones para ayudarles en la interpretación”, señala el director.

El que canta reza dos veces

El 15 de noviembre llegó la fecha señalada. Estaba todo listo y dispuesto para grabar la versión final en el lugar escogido: la Iglesia Rectoral de san Josemaría, en la Pintana. El coro se fue ubicando en el altar, mientras la orquesta lo hizo un poco más abajo. Las caras de todos denotaban cierta dosis de tensión. “Quisimos darle un ambiente sacro y una atmósfera de recogimiento”, cuenta Fernando Saavedra. El Rector de la Iglesia, Padre Luis Cerón, quien estuvo presente, cuenta que bajo una puesta en escena muy imponente, “los niños y encargados de la dirección estaban ansiosos por ver los resultados de tanto trabajo”.

El director pidió silencio y solo se escuchaba la respiración de las personas, luego levantó sus brazos y con una simple mirada y un gesto sutil hizo que los niños comenzaran a tocar y cantar el himno de manera impecable. Así se repitió en tres ocasiones; dos versiones para el audio y una para hacer las tomas.


Marcela Serrano, directora del coro de los colegios Almendral y Puente Maipo, explicó que para todos ha sido un honor y emoción que los hayan invitado a participar en la venida del Papa Francisco a nuestro país. “Los niños se la jugaron y fue realmente una muy buena experiencia”, comenta emocionada.

Una vez concluida la sesión, los niños solo tuvieron palabras de alegría y gratitud. Alexander Silva, miembro de la orquesta, señaló que “fue una linda experiencia de trabajo común entre los dos colegios y es realmente grandioso cantar para el Papa”.