HOJA INFORMATIVA SAN JOSEMARÍA HOY 2014

Sobre la valentía de las mujeres, la vocación, el encuentro diario con Dios, los misterios de la Fe y el apostolado. Todos esos temas fueron abordados por San Josemaría en su visita hace 40 años a Chile. Aquí reproducimos frases que calan hondo ayer y hoy.

Recientes
Opus Dei - HOJA INFORMATIVA SAN JOSEMARÍA HOY 2014 San Josemaría tuvo 6 encuentros generales durante los 12 días que estuvo en nuestro país. El Colegio Tabancura y el Centro Cultural Alameda fueron los lugares donde, en un clima de sencillez y familiaridad, pudo transmitir su mensaje.

MUJERES VALIENTES

“Hay una mujer, hijas mías, a la que amamos todos mucho, que es la Madre de Jesús que es Madre nuestra, nuestra Reina y nuestra Señora, que casi no aparece en el Evangelio. En el Evangelio aparecen muchas mujeres y todas son encantadoras: aparece la cananea, con su tozudez; aparecen Marta y María, que saben acoger al Señor; aparece la madre de Juan y Santiago, que como todas las mamás, quiere para sus hijos lo mejor. Aparecen... ¿seguimos?

Hijas mías, yo no he visto a ninguna mujer prevaricadora, no he visto a ninguna mujer que niegue a Jesús. Cuando los hombres se escapan, cuando los hombres son cobardes, ellas son valientes: al pie de la Cruz, están las mujeres.

Yo querría deciros que confío mucho en las mujeres, confío mucho en vosotras; tengo un cariño enorme a las hijas mías”.
“Total, que mis esperanzas las pongo en el Señor y en vuestro trabajo, en vuestra entrega, en vuestra generosidad, en vuestro amor de Dios. Y para esto, sed piadosas, tened vida interior”.

Tertulia con san Josemaría en el Colegio Tabancura, 7 de julio de 1974.

VOCACIÓN

“Jesucristo (...) os puede echar la mirada que echó a Juan, y entonces apuntaréis la hora en que os miró, y quizás le diréis lo que yo os he contado que le digo a veces: Señor, tengo ganas de ver tu rostro; te quiero tanto que tengo muchas ganas de contemplarte... Con una juventud eterna –da lo mismo que hayáis cumplido veinte años, que después sesenta, setenta u ochenta, no importa nada– porque seréis jóvenes siempre”.

Detalle de mujeres escuchando a San Josemaría graficado en la hoja informativa "San Josemaría Hoy"

LOS MISTERIOS DE LA FE

“Pídele al Señor con mucho acatamiento que te dé amor a la Trinidad Beatísima, sa- biendo que es un misterio y que es justo que haya misterios en la religión. Los hay en la realidad de las cosas que tocamos, que vemos. Suelo decir siempre, o casi siempre, la misma cosa: no soy todavía viejo y en materias científicas me han enseñado un montón distinto de teorías contradictorias, para explicarme cosas que veo y que toco. Delante de Dios, me encontraría yo muy soberbio, si lo entendiera. Me pongo y digo: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Sé que el Señor está muy contento de que yo le glorifique, de que yo crea. Y cuando tengo un atisbo de claridad, me pongo muy contento; y cuando no entiendo nada, me pongo más contento aún y digo: Señor, es justo, porque mi cabeza es muy poca cosa. Me alegro de tu grandeza, de tu hermosura, de tu poder, de tu belleza: ¡gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo! La vida de fe no consiste en entenderlo todo porque la razón es limitada y la sabiduría de Dios, infinita.

ENCUENTRO CON DIOS EN LA VIDA DIARIA

Glorifícale con toda tranquilidad, y que eso te baste. Y haz actos de fe. ¿De acuerdo? ¿Si? Porque la fe no la hemos hecho tú, ni yo, ni aquella persona, ni la otra, ni el de más allá. La fe está compuesta por un depósito de doctrina que el Señor ha que- rido revelarnos, primero, por medio de los profetas; y después, por medio de su Hijo Jesucristo, que se encarnó en las purísimas entrañas de María Virgen”.

Tertulia con san Josemaría en el Colegio Tabancura, 7 de julio de 1974.

Ana SASTRE, Tiempo de Caminar,

APOSTOLADO

“Si tú eres piadoso, no seas beato: sé nor- mal, corriente, agradable, simpático... No te vayas a poner a hacer piruetas por ahí; pero si eres deportista, sé buen deportista; si eres estudiante, pórtate con gracia; si alguna vez organizas una barrabasada, que también tenga un poco de salero...”.

Ana SASTRE, Tiempo de Caminar, ed. Rialp, Madrid, 1990, pág. 567.

Descarga aquí HOJA INFORMATIVA SAN JOSEMARÍA HOY